El proyecto

La Associació Catalana de Municipis, el Centre Tecnològic Forestal de Catalunya, el Consorci Forestal de Catalunya, la Federació d'Empresaris Instal·ladors de Catalunya y Qnorm han sumado energías y han puesto en marcha el proyecto INNObiomassa, una estrategia integrada para la consolidación del sector emergente de la biomasa térmica como fuente de ocupación. Este proyecto está subvencionado por el SCC y el Fondo Social Europeo, de acuerdo con lo Programa de ayudas a Proyectos Innovadores, regulado por la Orden TRE/293/2010.

INNObiomassa tiene como objetivo general sensibilizar y poner de relieve las ventajas económicas, sociales y ambientales que se derivan del aprovechamiento energético de la biomasa, se dirige principalmente a todo el territorio rural catalán.
+ actividad silvícola + equilibrio territorial + cohesión social + desarrollo local

INNObiomassa tiene la finalidad de promover la implantación de la biomasa forestal y evolucionar hacia un modelo de sostenibilidad energética, generando puestos de trabajo.
+ sostenibilidad energética + oportunidades laborales + fomento de ocupación

INNObiomassa quiere dar a conocer la biomasa como la energía limpia que es, pero también quiere establecer un hoja de ruta para el aprovechamiento de la biomasa comarcal y al mismo tiempo convertirse en una herramienta de inspiración para emprendedores al mundo rural y para dinamizar la actividad silvícola.
+ energía limpia + energía sostenible + prevención de incendios

 

CATALUNYA, UN PAÍS DE BOSQUES. Según datos del 3r Inventario Forestal Nacional (IFN), Catalunya, con una superficie de más de 3 millones de hectáreas, tiene una superficie forestal de 1,9 M de hectáreas (un 60% del total) y de éstas 1,6 M de hectáreas son bosques.

Los bosques representan el 51% de la superficie total de Catalunya. Una parte importante de estos bosques se encuentran subexplotados debido al abandono progresivo provocado por la carencia de rentabilidad económica de las explotaciones forestales.

Cada año los bosques acumulan más y más biomasa, ya que de lo que crecen en madera sólo se aprovecha 1/3 parte cada año.

EL aprovechamiento energético de la biomasa ayuda a que Catalunya evolucione hacia un modelo de sostenibilidad energética de futuro y a crear nuevos puestos de trabajo, hecho fundamental en el ámbito rural puesto que fija población favoreciendo la cohesión social y territorial.